Viajes de novios: Las Vegas

Viajes de novios: Las Vegas

“Welcome to fabulous Las Vegas”, reza el famoso cartel situado en una de las entradas al Strip, la avenida donde se localizan los casinos más importantes. Y es que Las Vegas es una ciudad especialmente diseñada para deslumbrar a sus visitantes, sobre todo por la noche, cuando todo se llena de luces de neón.

Las Vegas es una ciudad espectacular en medio del árido desierto de Mojave, en el estado de Nevada. Está totalmente orientada al turismo y el entretenimiento, que constituyen el eje de su economía, ya que la zona no dispone de demasiados recursos naturales. La legalización del juego en la década de 1930 llevó al desarrollo de la industria por la que hoy es famosa esta ciudad. En un primer momento aparecieron los hoteles con casino, y más tarde la oferta de entretenimiento se amplió con una gran variedad de espectáculos musicales, de magia, deportivos, etc.

Alojamiento.

Los grandes hoteles de Las Vegas son a la vez los grandes casinos. Los precios de las habitaciones varían mucho según la temporada y también en función del día de la semana, encareciéndose bastante los fines de semana por ser el momento de mayor demanda. Durante la semana, cuando los hoteles están más vacíos, hacen muy buenos precios. Si queréis ajustar presupuesto tenéis la posibilidad de alojaros en algún motel más modesto o en hoteles fuera de la zona del Strip.

De casino en casino.

La mayor parte de los casinos se concentran el Strip, que es una porción de la avenida Las Vegas Boulevard South. Lo que no todo el mundo sabe es que esta zona cae fuera de los límites de la ciudad de Las Vegas y que su suelo pertenece en realidad a las localidades de Paradise y Winchester. Muchos de estos casinos son temáticos y están decorados según el estilo correspondiente. Por ejemplo, el Luxor se inspira en el Egipto de los faraones, la entrada del Excalibur es un castillo de estilo medieval y el París cuenta con una réplica de la Torre Eiffel.

Por lo que vemos en las películas, imaginamos que la gente se pone frac y llega al casino en limusina. Algo de eso hay, pero la inmensa mayoría de la gente lleva “aspecto de turista” y en las salas de los casinos casi todos van vestidos de manera informal. De modo que tampoco os agobiéis por la ropa que tenéis que poneros: basta con ir medianamente arreglado.

Una vez dentro del casino, la primera actividad que se nos ocurre suele ser la de probar suerte en la ruleta o las tragaperras. Pero, por supuesto, la oferta de entretenimiento no acaba ahí: también cuentan con restaurantes, bares de cócteles, tiendas, espectáculos de todo tipo… A propósito de esto último, han despertado bastante interés los distintos montajes que el Circo del Sol tiene repartidos por varios casinos. Si tenéis interés en asistir a algún espectáculo deberíais plantearos comprar las entradas con suficiente antelación.

Boda en Las Vegas.

Ya sé que acabáis de casaros, pero quizá os haga ilusión “recasaros” al estilo Las Vegas. El proceso es bastante sencillo, aunque debéis saber que no basta con ir medio borrachos a una capilla y decir “Yes, I do”, como nos hacen creer en muchas películas. Primero deberéis pasar por el juzgado para que os expidan una licencia matrimonial. Una vez obtenida esa licencia, podéis dirigiros a la capilla de vuestra elección y solicitar una ceremonia. Avisarán al reverendo (o reverenda) que va a oficiar el enlace y os darán una hora aproximada. Si os apetece, podéis alquilar trajes apropiados en una de las abundantes tiendas especializadas. Como alianzas os sirven las que ya portáis.

En cuanto al precio, todo depende de lo qué busquéis. La licencia matrimonial tiene un precio en torno a los 60$. Si os conformáis con una capilla humilde sin ningún tipo de extra la operación os puede salir por menos de 400$ (algo más de 320€), pero si os queréis casar en alguna de las lujosas capillas que hay dentro de los casinos la cuenta será de varios miles de euros.

Unos apuntes finales: para todo este proceso es bastante recomendable un cierto manejo con el inglés. Ah, y lo de que el predicador vaya caracterizado como Elvis no es obligatorio.

El entorno de la ciudad.

En el entorno de Las Vegas existen otros parajes interesantes, como son la famosa presa Hoover, el Red Rock Canyon o el Valley of Fire. La forma más fácil de llegar a ellos es alquilando un coche. Al contrario de lo que pasa con los hoteles, las ofertas en alquiler de vehículos suelen darse en el fin de semana. Tu permiso de conducir es válido en EE.UU. si vas a estar sólo unos días como turista. Si bien puedes alquilar un coche con el carnet “normal”, no estaría de más que antes de viajar obtuvieras una versión internacional por si te para algún señor policía, no vaya a pensar que le estás enseñando el carnet de la biblioteca de tu barrio. Por último, recordaros que en Norteamérica no se conduce exactamente igual que aquí, de modo que si no estás muy al tanto te vendrá bien revisar este enlace (http://www.dmv.org/driving-abroad/usa.php) (en inglés).

Previous Los regímenes matrimoniales
Next Viajes de novios: Canadá

También te puede gustar

Viajes de novios 0 Comentarios

Viajes de novios: Birmania

Birmania o Myanmar, el país de las Pagodas, os ofrece un viaje de novios que supone una experiencia totalmente enriquecedora y un gran contraste con la cultura occidental que viene dado

Viajes de novios 0 Comentarios

Egipto, una luna de miel inolvidable

¿Quién no ha soñado alguna vez con viajar a Egipto? Cumple tu sueño y convierte tu viaje de novios en inolvidable. Egipto, un país con una cultura e historia milenaria,

Viajes de novios 0 Comentarios

París para dos

París, las más embriagadora, ensoñecedora y romántica de las ciudades de Europa puede ser el destino de los recién casados. A sus espectaculares monumentos, que son dignos de visitar al

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes dejar el primero ¡Déjanos tu comentario!

Deja una respuesta