A cada invitado su lugar

A cada invitado su lugar

Con los tiempos que corren, las listas de invitados cada vez se parecen más a las de VIPs de cualquier discoteca. No tanto por la importancia del invitado sino porque los sitios de banquetes cuentan con aforos limitados y porque la multiplicación de asistentes encarece demasiado el evento (sin olvidarnos de lo complicado que resulta la organización de mesas).

Lista de invitados.

Razones más que suficientes por las que establecer un máximo de invitados e identificar claramente los grupos que nunca deben faltar: familia, amigos, compañeros de trabajo y compromisos. Este último grupo debe suponer el mínimo de los invitados.

  • Los familiares, salvo los directos y muy allegados, vienen impuestos por los padres de los contrayentes. Una forma de evitar invitar a quien no se desea es marcarse una regla, por ejemplo hasta el segundo grado de consanguinidad o a los de la misma localidad.
  • Para los amigos se puede filtrar por los de menos contacto, menos grado de confianza o amistad, aunque os adelantamos que este punto es tan subjetivo que genera importantes indecisiones.
  • A los compañeros de trabajo suele ser más complicado filtrar pero se puede optar por los del mismo departamento, sin olvidarse nunca de la invitación al jefe para que no se sienta ofendido de no ser invitado.

Distribución de mesas.

Una vez cerrada la lista de invitados, llega el momento de distribuirlos en las mesas. Para empezar hay que asegurarse que cada uno de los invitados confirme su asistencia y llamar uno a uno a los dudosos, para confirmar o descartar su presencia, es lo más recomendable. A partir de este momento, hay que aplicar una estrategia de colocación dividiendo en varios grupos a los invitados y os colocaremos por afinidad o proximidad. De esta forma las conversaciones serán más fluidas y la diversión estará asegurada. Como recomendación para facilitar la interacción es que las mesas sean redondas y pequeñas, entre 6 y 10 personas por cada una.

Previous A cada novia su vestido
Next Rosa Clará

También te puede gustar

Organizando la boda 0 Comentarios

El momento más emotivo de una boda

Las bodas son celebraciones cargadas de felicidad, pese a la nostalgia de quienes ya no nos acompañan, e inevitablemente momentos en que soltamos alguna lágrima. En la ceremonia, en el

Organizando la boda 0 Comentarios

Qué lleva quién en una boda

Las bodas son en sí actos sociales y, por lo tanto, atienden a una serie de normas ‘protocolarías’ que todo asistente debe conocer, en mayor o menor medida, y seguir

Organizando la boda 0 Comentarios

Canguro para bodas

Todas las parejas quieren que su boda sea perfecta: el menú más delicioso, el baile más divertido, los detalles más bonitos, etc., para que tanto familiares como amigos disfruten al

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes dejar el primero ¡Déjanos tu comentario!

Deja una respuesta