El protocolo lo es todo

El protocolo lo es todo

En España, al no contar con una clara tendencia a contratar ‘organizadoras de boda’, el protocolo que se debe seguir el día del enlace lo aprendemos tras haber asistido a otras bodas, porque el párroco o el alcalde nos lo indica o porque simplemente nuestras madres nos trasmiten esas reglas.

Si ahora mismo no te encuentras en ninguno de los casos anteriores, no te preocupes. Este artículo pretende ponerte al tanto de las reglas de etiqueta y protocolo social que toda boda requiere para que salga a la perfección.

Está claro que ninguna boda es igual a otra y que todos y cada uno de los participes deben adaptarse al estilo de la celebración, lugar, número de invitados y época del año, pero lo que nunca se debe olvidar es la sencillez. Tanto al vestir como al preparar el enlace. Esta debe ser tu máxima, la primera norma de la elegancia.

Protocolo de llegada.

De sobra es sabido por todos que media hora antes de la ceremonia deben llegar la madre de la novia y el padre del novio quienes son los encargados se recibir a los invitados. Después llega el novio y la madrina quienes son los primeros en entrar en el templo, seguidos de la madre de la novia, el padre del novio, los familiares y amigos. La madrina, que por lo general es la madre del novio, entra del brazo izquierdo del novio y conserva esa ubicación frente al altar.

Llegada de novia.

Una vez todos los invitados se encuentran dentro del templo o Ayuntamiento, esperarán la llegada de la novia quién, evidentemente, llega siempre después del novio. ¡Atención! En caso de que llegase antes, lo correcto es que no baje del coche hasta que el novio y los invitados estén dentro esperando.

La novia entrará del brazo izquierdo del padrino, que por norma general es el padre de la novia. El ritmo que deben marcar hacia el altar es al compás de la marcha nupcial. En ocasiones quien lleva las arras suele ir abriendo paso a la novia y al padrino pero también hay ceremonias en que la novia prefiere que sea un ‘séquito’ de damas de honor quienes recorran el camino mientras lanzan pétalos de rosa a su paso.

Al llegar al altar el padrino entrega la novia al novio y se coloca a la izquierda del novio. Una vez  en el altar, los novios quedarán colocados de tal forma que ella estará a la derecha y él a la izquierda, y los padrinos a ambos lados.

Una vez concluye la ceremonia los novios, padrinos y testigos firman el acta matrimonial. Los novios salen seguidos por los padrinos y a los invitados se les entrega saquitos de arroz o pétalos para que en el umbral de la iglesia o el ayuntamiento se les arroje a la feliz pareja.

Previous Charla con el suegro
Next París para dos

También te puede gustar

Ceremonia religiosa 0 Comentarios

Perdiendo tradiciones en las bodas

Como todo en la vida, queramos o no, las tradiciones que durante siglos se tenían en las boda y que hemos visto y aprendido a través de las películas de

Ceremonia civil 0 Comentarios

Los regímenes matrimoniales

Bien sea por lo religioso o por lo civil, a la hora de planear vuestra boda y futuro matrimonio, hay algunos aspectos legales que debéis considerar. El Código Civil español

Ceremonia religiosa 0 Comentarios

Documentación para una boda católica

Cuando los novios deciden contraer matrimonio mediante una ceremonia religiosa católica deben presentar una serie de documentos para formalizar su unión. Los sacerdotes suelen informar de todos los requerimientos durante el

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes dejar el primero ¡Déjanos tu comentario!

Deja una respuesta