Bodas de cine

Bodas de cine

Ahora que pronto será  época de bodas, podemos hacer un breve repaso por algunas de las películas en donde el matrimonio es el eje central de la trama. Somos conscientes que entre nuestros lectores habrá quien afirme no gustarle ese tipo de películas, pues muchas de ellas caen en estereotipos bastante ñoños. Lo cierto es que hay comedias románticas muy buenas y, aunque empiezan o acaban en una sonada boda, no pierden su humor y muestran el lado más desenfadado del enlace.

Todos y cada uno de los ejemplos dejan constancia de lo complicado de las relaciones sentimentales y cómo, a través de la perspectiva de quienes participan en ellas, se puede llegar a ver: amigos, novios, organizadoras de boda, dama de honor…

La boda de mi mejor amigo.

¿Quién no se ha dado cuenta que está enamorado/a de su mejor amigo/a en el mismo momento en que recibe la invitación de boda? ‘La boda de mi mejor amigo’ es un filme que encumbró a Julia Roberts dentro de las comedias románticas pero es el reflejo de no valorar lo que tenemos al lado hasta que notamos que ya no está ahí, disponible para nosotros. Lamentablemente luego, Julia Roberts, no tuvo tanto acierto en ‘Novia a la fuga’ pero todo se le perdona con ‘Pretty Woman’.

Cuatro  bodas y un funeral.

‘Cuatro  bodas y un funeral’, un clásico que ayudó en la carrera profesional de Hugh Grant. Recordamos con especial cariño cómo en la primera boda su personaje conoce a la mujer de su vida pero no es hasta la segunda cuando vuelve a verla. Lo malo: ella, para ese entonces, ya se había prometido.

La boda de Muriel.

Curiosa trama fue la de ‘La boda de Muriel’, una novia sin novio. El enfoque es absolutamente irónico y la historia, gracias a la banda sonora compuesta por las canciones de Abba, es de lo más animada.

El padre de la novia.

Spencer Tracy en ‘El padre de la novia’, supo trasmitirnos el estrés de un padre ante el enlace de su niña y consiguió arrancarnos grandes carcajadas con situaciones realmente cómicas. Una boda con muchos imprevistos: desde  el aumento de números de invitados hasta los nervios o angustias del momento, etc.

¿Se os ocurre alguna más?

Previous Qué lleva quién en una boda
Next Maleta para dos

También te puede gustar

Bodas de película 0 Comentarios

Carolina Herrera diseña el vestido de Bella Swan

Esta semana estamos cordialmente invitados a la boda entre los protagonistas de la saga Crepúsculo,  Edward y Bella.  Una nueva película que arranca con una preciosa boda al atardecer, en

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

Puedes dejar el primero ¡Déjanos tu comentario!

Deja una respuesta